Tome luteína y zeaxantina, por ejemplo. Su cuerpo no puede fabricar estas sustancias, pero son fundamentales para el desarrollo de la vista de su bebé. La investigación muestra que los niños nacidos de madres que tenían niveles más altos de estos dos nutrientes vitales experimentaron un menor riesgo de disminución de la agudeza visual a los tres años.

Mejore su dieta

No puede confiar en un suplemento solo para obtener a su bebé en desarrollo toda la nutrición que necesita. Necesitas mejorar tu dieta – ¿qué debes comer y evitar?

En general, su dieta debe consistir en proteínas magras, verduras y frutas, granos integrales y productos lácteos. Si sigues un estilo de vida vegano, pregúntale a tu obstetra si debes tomar un suplemento de calcio; puedes obtener suficiente cantidad de este mineral de las plantas, pero el embarazo aumenta el requisito.

Trate de mantenerse alejado de las carnes rojas y procesadas y de cualquier cosa que contenga harina blanca, sal o azúcar en exceso. Cuando los fabricantes preparan alimentos refinados, los despojan de nutrientes vitales como el magnesio y compensan la falta de sabor con aditivos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica los embutidos, como el jamón, como posibles carcinógenos, y no querrá cargar con el Big C antes de ver a su bebé graduarse.

Continúe con el Ejercicio Moderado o Inicie un Programa Leve

Si realizó una actividad física de rutina antes de concebir, no se detenga. Sin embargo, es posible que deba modificar su rutina. La mayoría de los médicos recomiendan que las mujeres embarazadas se mantengan alejadas de las actividades de contacto, como el kickboxing, hasta después del parto.

Durante su primer trimestre, espere sentirse más cansado de lo habitual. Prueba con ejercicios ligeros, como dar tres caminatas de 10 minutos a lo largo del día en lugar de arrastrarte a la Zumba después del trabajo. A menos que su médico se lo desaconseje, usted desea mover su cuerpo, pero también necesita ejercer delicadeza y sentido común.

-Publicidad-

Cuide su Salud Mental

Cuando queda embarazada, sus hormonas se suben a una montaña rusa. Es posible que te encuentres llorando por la posibilidad de usar la aspiradora.

Muchas mujeres conocen el riesgo de depresión posparto, pero la afección también puede aparecer mientras esperan. Aproximadamente el 7% de las madres embarazadas experimentan este cambio de humor, aunque factores externos como la presión financiera que trae un nuevo bebé pueden jugar un papel. Si notas cambios en tu apetito o patrones de sueño, o pierdes la alegría en actividades que alguna vez te hicieron sonreír, habla con tu médico.

Pedir apoyo

El embarazo no es para los pusilánimes. Cualquiera que tuviera que caminar con una sandía atada a su vientre sufriría un aumento de dolores y molestias. Además, tienes un montón de nuevas responsabilidades en tu mente.

Habla con tu pareja si tienes una. Reúne a tu red de apoyo: a tus amigos y familiares probablemente les encantaría ayudar, pero es posible que no sepan qué es lo que más te ayudará. Si usted se beneficiaría de que otra persona administrara la preparación de su comida para la semana, la respuesta siempre es «no» si no pregunta.

Sorba un poco de té de hierbas

¿Sabía que el té de hojas de frambuesa puede fortalecer las paredes uterinas y hacer que el parto sea menos doloroso? Una vez que da a luz, este té milagroso también puede disminuir los síntomas del síndrome premenstrual (SPM).

Es necesario tener cuidado con algunas mezclas. Las hierbas como el cohosh negro pueden estimular las contracciones uterinas, causando potencialmente un aborto espontáneo.

-Publicidad-

Escucha a tu Cuerpo y Descansa

Finalmente, esto puede ser una sorpresa, pero el mejor médico holístico del planeta camina por tu cuerpo. Si bien no quieres volverte paranoico, probablemente puedas saber si algo se siente mal. Practique hacer exploraciones corporales de atención plena regularmente para verificar cómo se siente e identificar posibles problemas.

Permítase descansar cuando sea necesario. Tu cuerpo está creando un ser humano único y separado. Es un proceso que requiere mucha mano de obra, y usted necesita preservar sus recursos físicos para nutrir a su bebé no nacido.

Si desea tener un embarazo saludable y holístico, los ocho consejos anteriores pueden ayudarlo. Siempre consulte con su obstetra antes de hacer cambios durante este tiempo, pero una vez que obtenga la luz verde, disfrutará de un mayor bienestar mientras espera.

Foto de Camylla Battani en Unsplash

Publicado originalmente: 27/8/2020 12:17:00 PM

Posted on

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.